Sin categoría

a dónde esconden ahora la cocaína los narcos que trafican para Europa


EXCLUSIVO SUSCRIPTORES

Aduana ya detectó el mismo modus operandi en varios procedimientos. El artilugio, según los agentes, “es un trabajo artístico”.

La primera incautación fue el 30 de junio de 2022: un camión con patente paraguaya transportaba 61 kilos de cocaína escondidos en el eje del tractor y del semirremolque. El 18 de noviembre hubo dos más. En otros camiones guaraníes, Aduana Argentina secuestró 134 kilos de cocaína ocultos en los ejes del semirremolque y ejes traseros del semirremolque. En septiembre y diciembre hubo dos casos más, muy similares, que sumaron otros 100 kilos.     

En total son cinco operaciones en los últimos cinco meses de 2022. La suma secuestrada supera los 274 kilos de cocaína. Los cinco camiones procedían de Paraguay, ocultaban la droga en ejes como en piso de chasis o semirremolque, y tenían como destino Uruguay. La ruta incluía el paso por provincias argentinas como Misiones, Formosa y Entre Ríos. 

“En Uruguay existen más causas sobre camiones paraguayos que transportaban cocaína y recorrieron nuestras rutas”, explica un investigador de Aduana Argentina, a cargo de los cinco secuestros mencionados. “Por lo que la analizamos como una nueva metodología de los últimos tiempos y que tiene una explicación: la relación entre organizaciones asentadas en Uruguay y Paraguay”. 

Secuestran cocaína que era transportada en los ejes de dos camiones.


Secuestran cocaína que era transportada en los ejes de dos camiones.

Según las fuentes consultadas por Clarín, Uruguay funcionaría como centro de acopio, como una parada previa al verdadero destino final: Europa. “Los envíos desde el puerto de Montevideo están creciendo mucho”, observa una fuente. “Los controles son más laxos y está comprobado que existe un acuerdo entre el Primer Comando de la Capital (PCC) y el Primer Comando Uruguayo (PCU)”, agrega el investigador.     

El PCC es la organización más grande de Sudamérica. Nació en una prisión de San Pablo, Brasil, a principios de los 90, y en los últimos años se expandió a Paraguay y Bolivia (productores de marihuana y cocaína), donde controlarían las rutas y los grandes cargamentos, para su distribución en Brasil y en Europa. “El puerto de Santos sigue siendo la salida principal del PCC”, cuenta otra fuente, y da más precisiones: “Pero desde hace poco abrieron otras rutas, como la Hidrovía o Uruguay”.

El PCU se identificó por primera vez en 2019, tras una incautación de 870 kilos de cocaína. Aunque se cree que habría nacido en cárceles locales, a partir de contactos entre presos uruguayos y brasileños. El rol del PCU se limitaría a la logística de la salida de la cocaína hacia Europa. Ese sería el acuerdo que tienen con el PCC. “El PCC sigue tomando fuerzas: ya copó Bolivia, Paraguay y está instalado en Uruguay. Al menos por ahora no hay pruebas concretas de que estén en Argentina. Esperemos que no pase porque son la organización más grande y peligrosa de la región”, agrega un investigador.

Secuestran más de cien kilos de cocaína que era transportada en los ejes de dos camiones.


Secuestran más de cien kilos de cocaína que era transportada en los ejes de dos camiones.

Las camioneros paraguayos fueron detenidos en pasos fronterizos de Posadas, Clorinda y Concordia. “La particularidad es el acondicionamiento de los camiones; siempre en los ejes transversales, en los ejes de las ruedas traseras de los semirremolques. Ya más que un trabajo de chapista, es un trabajo metalúrgico. Tienen cortes de precisión. Y detectar la droga cuesta mucho. En uno de los operativos, si no hubiese sido por el perro antinarcóticos no hubiésemos encontrado nada. A veces prácticamente es indetectable”, suma otro agente de Aduana.   

En el ambiente narco se dice que los cargamentos de cocaína que ingresan por Salta y Jujuy son envíos de pequeñas organizaciones bolivianas. Los principales destinos son Buenos Aires, Rosario y Córdoba, aunque tienen vínculos con narcotraficantes de la mayoría de las provincias argentinas.

Pero vale la aclaración: es cocaína para “consumo interno”, ya que la droga boliviana no es la que piden los narcos europeos.

Secuestran más de cien kilos de cocaína que era transportada en los ejes de dos camiones.


Secuestran más de cien kilos de cocaína que era transportada en los ejes de dos camiones.

En el viejo continente prefieren la que ingresa desde Paraguay, compuesta por pasta base peruana. Son cargamentos que recorren nuestro país pero “de paso”. Ya sea para ser enviada desde nuestros puertos o el de Montevideo. Para que se entienda el negocio: el kilo que se paga en Paraguay a 2500 dólares, se revende a 27 mil euros en España.   

“Estamos ante un fenómeno distinto”, dice un personal aduanero de la zona de Misiones y Corrientes. “Lo que hacen es un trabajo artístico. Cuesta mucho llegar al lugar en el que esconden la droga. Son revisiones muy grandes las que hay que hacer. Desarmar ejes implica tiempo. ¿Qué te vas a imaginar que te perforan un perfil de un centímetro y medio? Lo cortan con autógenas, después masillan el pedazo que cortaron y lo pintan y con la tierra de la ruta se te complica más. Hay una ingeniería puesta, son verdaderas organizaciones”.   

GL

Mirá también

Source link

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior