Internacionales

110 mil muertos y Semana Santa a puertas cerradas

La triste Pascua blindada en Italia se prolongará hasta el lunes con una cuarentena total a nivel nacional que restringe al máximo los movimientos humanos, en un clima depresivo marcado por el anuncio que se superaron los 110 mil muertos desde el comienzo de la pandemia de coronavirus, hace 13 meses.

La jornada se extendió al Vaticano donde transcurrió sin peregrinos el Viernes Santo debido al coronavirus, con las actividades presididas por el Papa concentradas en la basílica de San Pedro. En una tradicional atmósfera de luto en el principal templo del mundo católico, estaban previstos los ritos de la Pasión de Cristo, en el día en que no se celebra la misa en ninguna parte del mundo.

Este año, la crucifixión de Jesús en Jerusalén volverá a ser recordada en un ambiente en semipenumbra.

El Vía Crucis cambió de lugar como el año pasado, excluyendo el Coliseo. Las catorce estaciones del Calvario que recuerdan el camino doloroso de Cristo hacia la crucifixión en el Gólgota, tiene esta vez por escenario el sagrario de la plaza de San Pedro, con el Papa presidiendo la ceremonia sin público.

El Vía Crucis cambió de lugar como el año pasado, excluyendo el Coliseo. Foto: Reuters

El Vía Crucis cambió de lugar como el año pasado, excluyendo el Coliseo. Foto: Reuters

Niños en San Pedro

Se esperaba que el obispo de Roma fuera acompañado por grupos de niños y adolescentes, autores de los textos y de los comentarios durante las estaciones, leídos en una impresionante ceremonia trasmitida por televisión a todo el planeta.

“Querido Jesús”, dice uno de los textos. “Tu sabes que también nosotros los niños llevamos las cruces, que no son ni más ligeras ni más pesadas de las de los grandes, pero que son verdaderas cruces, que sentimos también de noche. Y solo tú lo sabes y nos tomas en serio. Solo tu”.

El sábado el Papa estará de nuevo en el altar de la catedral de San Pedro para la Vigilia Pascual y el domingo pronunciará su discurso y bendecirá Urbi et Orbi (a la ciudad de Roma y el mundo) sin la presencia de la enorme multitud que en tiempos normales llena la plaza de San Pedro y se desborda por las calles vecinas.

Llegan las vacunas

En Italia, la pandemia domina la vida y la difundida angustia de los italianos. Una buena noticia es que ya son 300 mil las vacunaciones diarias inyectadas en los cientos de centros que funcionan en el país.

Una buena noticia es que ya son 300 mil las vacunaciones diarias inyectadas. Foto: Reuters

Una buena noticia es que ya son 300 mil las vacunaciones diarias inyectadas. Foto: Reuters

La incertidumbre por el abastecimiento de las vacunas amenazan continuamente de causar grandes retardos. Pero en los últimos dos días arribaron casi tres millones de dosis de los laboratorios de Pfizer, Moderna y AstraZeneca rápidamente distribuidas con una vasta red que comprende aviones del Ejército, que coordina las tareas, y medios de transporte terrestre.

El comisario general en la emergencia, general del Ejército Francesco Figluolo, anunció este viernes que “en abril llegaremos a suministrar 500 mil dosis diarias”. El ministro de Salud, Roberto Speranza declaró que “es realista sostener que antes del fin del verano boreal, en agosto-setiembre, todos los italianos que lo requieran estarán vacunados”.

Si no faltan las vacunas y se incorporan los abastecimientos de laboratorios como Johnson&Johnson, se estima que a fines de junio ingresarán 70 millones de dosis. El ministro Speranza dijo que se espera que en julio “habremos suministrado al menos 50 millones de vacunas”. El total de población italiana a inocular es de 51 millones de personas, excluyendo a los menores de 16 años, con los que se totalizan 60 millones de habitantes.

CASOS
0.000.000


00.000

por millón de hab.

MUERTES
00.000


0.000
por millón de
hab.


Fuente: Johns Hopkins
Chart: Flourish | Infografía: Clarín

La Unión Europea calcula que el 57,4 de los italianos estarán inmunizados en junio y el 70% en agosto, cuando las curvas epidémicas demuestran que habrá cedido la nueva fase aguda, que causa un promedio de 400-500 muertos diarios desde hace semanas.

Los inoculados superan ya los diez millones de personas, de los cuales tres millones trescientos mil han recibido las dos dosis necesarias para completar la inmunización, única arma victoriosa contra los estragos de la pandemia.

Los índices de contagio han descendido a 0,98, por debajo del nivel de alarma 1, lo cual es una muy buena noticia. Pero continúa el riesgo de saturación de los hospitales italianos por el aumento del número de pacientes graves que deben ser entubados en las terapias intensivas, sobre todo por el déficit de oxígeno causado por la pulmonía doble que causa la acción del virus.

Una enferma conforta a un bebé de siete meses, en Ancona, cuyos padres no pueden ver por las restricciones de Covid. Foto: Reuters

Una enferma conforta a un bebé de siete meses, en Ancona, cuyos padres no pueden ver por las restricciones de Covid. Foto: Reuters

También sigue aumentando el número de enfermos en los hospitales en las salas comunes. Mientras los datos demuestran que la vacunación, concentrada en los más ancianos, víctimas favoritas del coronavirus, comienza a dar buenos resultados entre los mayores de 80 años, el escenario de la pestilencia está dominado por las variantes del original Covid-19.

En particular la variante inglesa, que en algunas zonas de Italia ya predomina en un 80%, se muestra más agresiva y letal que el virus original. El temor de los científicos es que las mutaciones hagan nacer variantes menos sensibles a las vacunas en circulación. Es el caso de los llamados virus de Brasil y Sudáfrica.

La mayor facilidad de contagio y de carga viral está difundiendo las infecciones entre las edades más jóvenes. Incluso se registran contagios entre niños y adolescentes.

Roma, corresponsal

ap​


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba